Elegir y gestionar bien las redes sociales

Las redes sociales son los principales escaparates para poder dar a conocer un determinado servicio o producto. Pero antes de abrir un perfil o una página en alguna de ellas es necesario determinar un objetivo así como el público y el tipo de contenido que se quiere difundir.

Hoy en día las redes sociales son un elemento común, casi la totalidad de los internautas cuanta con al menos un perfil en una red social. Normalmente, acudimos a las redes sociales en busca de información, datos, opiniones y entretenimiento. Estar presente en ellas supone contar con un nuevo canal para estar en contacto con posibles clientes, lectores y usuarios.

Los últimos análisis aseguran que pasamos una media de 2 horas interactuando en nuestras redes sociales y la tasa de penetración de España dobla a la media internacional del 29%. Por este motivo es recomendable seguir una serie de indicaciones para poder triunfar en redes.

  1. Se debe elegir la red adecuada para publicar cada tipo de contenido. Consideramos que lo más importante es determinar el tipo de público para poder elegir el canal y el estilo del contenido que se compartirá. Todos estamos de acuerdo que un público y contenido de tono profesional encaja en Linkedin pero no en Pinterest. La apuesta segura para llegar a un público general son los perfiles y páginas en Twitter y/o Facebook.Una vez concretado el tipo de público es el momento de establecer expectativas. Ahí van algunos ejemplos: si se desea ganar visibilidad lo ideal es crear campañas de enlaces patrocinados u organizar concursos específicos para viralizar la marca; si lo que se pretende es fidelizar se puede crear una política de promociones e incentivos para la comunidad de seguidores.Tener en cuenta el mensaje y cómo transmitirlo también es importante. Técnicas como el storytelling o el datatelling son muy bien aceptadas entre el público.
  2. Elaborar un contenido acorde. Si ya hemos definido la red social en función del público, el mensaje debe elaborarse de manera acorde a cada una de las redes. Sabemos que Instagram o Pinterest son redes básicamente visuales, mientras que en Twitter y Facebook se puede jugar más con el contenido escrito.A modo de recomendación, Facebook sería la red social prioritaria para aquellos que tengan blogs que compartir o para fidelizar clientes. Sus parámetros permiten delimitar el público por edad, zona geográfica, gustos o preferencias, etc.
  3. Definir los recursos y las competencias necesarias es vital para sacar las redes adelante. Es preciso revisar el tiempo y el presupuesto disponible. Además se debe determinar quién va a ser la persona responsable de las mismas, si se realizará alguna acción en soportes externos o si se prefiere buscar un proveedor externo.

Cuando estas tres indicaciones se tienen controladas no será nada difícil permanecer en las redes sociales y empezar a sacar provecho de ellas.

Deja un comentario